fbpx

¿Que beneficios me aporta el dibujo y la pintura?

El dibujo es una actividad que viene acompañando al ser humano desde hace miles de años… pero tranquilo, no nos vamos a ir tan lejos. Hace apenas unas decenas de años (que cada uno calcule los suyos) tu, si, si…TU, también dibujabas. Todos sabemos dibujar, igual que todos sabemos escribir nuestro nombre. El mecanismo para el cerebro es similar, mandamos señales cerebro mano para que con la herramienta correspondiente (un bolígrafo … un lápiz … que mas da)  empecemos a trazar líneas y puntos en un papel. Pues, antes de aprender a escribir, todos sabíamos ya dibujar. Lo  describe Richard Banks en Drawing: The Art-Science Connection. para un niño, el dibujo “es una forma de aprender sobre el mundo en el que viven y acerca de su lugar en él”.

¿Y por qué dejamos de hacerlo? Banks sugiere que muchos niños “descubren otras formas de explorar su mundo, se involucran en otras actividades o, más a menudo, simplemente pierden interés. Su conocimiento se desarrolla más deprisa que su habilidad motora”, por lo que llega un momento en el que “no saben dibujar lo que su cerebro ve”, lo que ocurre sobre todo cuando a partir de los 8 o 9 años intentamos plasmar la perspectiva. A consecuencia “se frustran y pierden interés”.

Pero aunque ya no compremos cuadernos de dibujo ni podamos (o queramos) dedicar horas a esta actividad, esto no significa que tengamos que abandonar el dibujo por completo. “Ocasionalmente, todo el mundo tiende a garabatear, hacer bocetos o plasmar una idea -escribe Banks-; dibujar es un comportamiento que forma parte de la especie humana”.

Banks añade que los esbozos, dibujos rápidos, diagramas improvisados y demás son “un ejercicio en pensamiento libre, sin limitaciones. A menudo representan una forma de soñar despierto de forma gráfica que es beneficiosa para el proceso creativo del mismo modo que la preparación de un atleta ha de preceder a sus resultados”. Estos dibujos rápidos también “incrementan la destreza manual y refuerzan la conexión entre tus actividades motoras y tu sistema visual”.

Son muchos los estudios que nos dan cuenta de los beneficios que para nuestro cerebro se consiguen con algo tan accesible como un lápiz, o un pincel. El primero de todos, el más básico, el entretenimiento. Así de sencillo. Pero es que al estar entretenidos, el estrés disminuye, nos sentimos creativos y desaparecen de nuestra cabeza conceptos negativos como hastío o aburrimiento.

Desde diferentes puntos de vista, los beneficios son muchos, física, mental y espiritualmente, y son los mismos para un niño que para un adulto.

Entre los beneficios identificados están:

1.- Comunicación: El dibujar es un arte que ayuda a la comunicación de una forma diferente a la del lenguaje, sobre todo para quienes no tienen forma de expresarse por miedo, enfermedades, discapacidades o timidez. A través de la pintura se pueden múltiples sentimientos, emociones, pensamientos.

2.- Terapia ocupacional: Pintar es una actividad individual, lo que genera un descanso mental que disminuye el estrés y genera sentimientos de felicidad y relajación, sobre todo cuando se padecen señales de soledad, agresividad y nerviosismo.

3.- Fortalece la autoestima de forma relajada y segura, sin competencias ya que cada persona crea sus propias obras.

4.-Motricidad. Este aspectos muy importante si se considera que con la edad se pierden funciones y las manos en ocasiones no pueden controlar movimientos, al dibujar se estimulan conexiones cerebrales muy importantes.

 

5.- Concentración y sanación: Quien dedica varias horas a pintar o a crear, entra en un estado de concentración muy importante que borra el entorno y el tiempo transcurre. Este estado de concentración avanzado se llama Alpha y en el una parte del cerebro está consciente y la otra hace surgir el inconsciente. Es el mismo estado que se puede conseguir a través de la oración, la meditación, la música… o el enamoramiento.

6.- Salud mental:  La pintura distrae de propios problemas y ayuda a sacar la angustia y a canalizar la ansiedad. 

7.- Actividad cerebral: Con el dibujo y la pintura se estimulan ambos hemisferios del cerebro, tanto el izquierdo como el derecho. El primero involucra el lado lógico racional mientras que el segundo explota nuestra creatividad y emociones. En edad de crecimiento y desarrollo esta actividad resultará muy valiosa para el futuro y en la edad adulta también, para combatir enfermedades como el Alzheimer. La pintura es una actividad que fomenta la imaginación y en pacientes con Alzheimer mientras la memoria se desvanece, la imaginación tiene la capacidad de robustecerse.

8.- Inteligencia emocional: Las emociones forman parte de nuestro mundo creativo que todos llevamos dentro, hacer luir esas emociones a través de la pintura ayuda a crear armonía entre el corazón y la mente, lo cual nos lleva a experimentas felicidad, amor, empatía y paz.

9.- Apreciación del arte: Practicar, entender y hablar de arte crea un mejor entendimiento  de este, el individuo se ve reflejado y motivado por el trabajo de otros, lo cual le permite ser también receptor de este tipo de comunicación que data desde los inicios de la humanidad.

10.- Cultura: El conocimiento que una persona puede recibir cuando aprende a pintar le da la capacidad de entender la historia de la humanidad a través del arte.

11.- Diversión:  Todos los beneficios que tiene una sana diversión los tiene aprender a pintar: reír, socializar, aprender algo nuevo, motivarse a terminar las cosas, apreciar la naturaleza, apasionarse por algo sano…

 

Si has leído todo esto, no me cabe duda de que estás deseando empezar a dibujar… pero YA!!!!

Pues nada, una visita a Buenavidastudio y ya sabes, te vuelves mas guap@, mas sociable, más culto… y un montón de cosas más.

Te esperamos !!!

Deja un comentario

Abrir chat
Contacta con Buenavidastudio